RAMÓN FREIXA Y FISAN:

LA ALIANZA DEL SABOR


Conocer a fondo las raíces de Ramón Freixa nos revela una historia tan paralela a la de FISAN que sin duda alguna su encuentro era algo inevitable. Más allá de que Ramón consumiera los productos FISAN Gran Reserva desde hace años, tanto en su domicilio de Barcelona como en Madrid, lo importante en realidad es que también él nació en el seno de una familia con negocios relacionados con la alimentación, el buen hacer en el obrador y la hostelería. Tienda de ultramarinos, panadería, restaurante… tanto su madre como su padre le invitaron a vivir a través de su actividad cotidiana la pasión por el producto de calidad y el buen hacer tradicional. Su forma de entender la cocina añade a ese respeto por los productos de calidad elaborados “comme il faut” una increíble dosis de creatividad e innovación para presentar sus creaciones en sus prestigiosos restaurantes de Madrid y Barcelona.

Por eso tras conocer en persona a los miembros de la Familia Sánchez y visitar las instalaciones de FISAN en Guijuelo, la empatía surgió de inmediato. Descubrir el respeto a las formas de producción tradicionales, la supervisión constante de todo el proceso de producción y la dedicación de toda la familia al proyecto empresarial hizo que la mutua colaboración pareciera fácilmente realizable a partir de aquel momento. Y así fue: el 28 de mayo tuvo lugar la presentación a la prensa y los medios de comunicación de la Alianza del Sabor, Ramón Freixa.- FISAN. Una singladura que empezó con la incorporación de los productos FISAN Gran Reserva en sus restaurantes, con la creación de cinco innovadoras propuestas gastronómicas y con un montón de proyectos que durante los meses siguientes vieron la luz. Así Ramón Freixa se convirtió en el embajador de la gama Gran Reserva FISAN a nivel nacional e internacional, con el fin último de elevar el sabor de los mejores productos ibéricos a la máxima categoría de la gastronomía. El lugar que de verdad les corresponde.